El paradigma de la odontología del S. XXI. Parte 2

En las últimas décadas nuestra profesión ha tenido avances espectaculares en múltiples áreas, que de una manera oficial o no consideramos especialidades odontológicas. Tanto es así que hoy es impensable realizar individualmente una Odontologia integral al nivel que nuestros pacientes demandan y necesitamos la colaboración de especialistas, de periodoncistas, endodoncistas, ortodoncistas, prostodoncistas, cirujanos, especialistas en estética, especialistas en informática, en marketing, en gestión, y así un largo etc. y todo para poder ofrecer a nuestros pacientes un plan de tratamiento sofisticado que pueda competir en un mercado cada día más agresivo y complejo.

Toda esta superespecialización ha elevado a niveles elevadísimos nuestras capacidades de diagnóstico y tratamiento, pero también ha, de alguna manera, “desenfocado” nuestra capacidad de visión global.

Es como las lupas o los microscopios que utilizamos en nuestros tratamientos, que nos permiten trabajar a escalas inimaginables hasta hace muy poco tiempo, pero que al mismo tiempo nos han hecho perder “profundidad de campo”. “Vemos los árboles pero no vemos el bosque”.